AQUASELLA inunda del mejor techno la ribera del Sella

AQUASELLA inunda del mejor techno la ribera del Sella

"Crónicas, Opinión", por: - 7 septiembre, 2018

Detalles

Aquasella, uno de los festivales más longevos y más conocidos del panorama nacional celebró su vigésimosegunda edición los pasados 16, 17, 18 y 19 de Agosto y nosotros no nos lo podíamos perder.

Aquasella 2018 vuelve a desbordar “el prau” a ritmo de Techno con más de 30.000
asistentes, cifra récord para uno de los festivales más veteranos de España.

La organización de Aquasella comenzó con una noticia que no gustó mucho, por los comentarios observados en redes sociales… el cambio de fechas: de finales de Julio a mediados de Agosto; no obstante, con los datos de asistencia en la mano se puede decir que fue un acierto, ya que en la edición de  este año la afluencia de público se ha visto aumentada en casi 5.000 personas respecto a la anterior.

Además del cambio de fechas hemos podido apreciar más cambios respecto a la edición del año pasado. Este año en vez de cuatro escenarios (contando con el de la zona de acampada), el festival sólo ha contado con tres; también se ha cambiado su orientación, con el “Open Air” nada más entrar y “El Bosque” detrás del primero en perpendicular. Aquí si que nos encontramos con un problema, en cuanto los graves de alguno de los escenarios bajaban de intensidad, los ‘bombos’ de ambos escenarios se encontraban en el ambiente… un problema que el año pasado no se dio. Así mismo, este año el festival se ha alargado 1 día más, con una fiesta de despedida el domingo 19 en el escenario de la acampada, alternativa que ha gustado mucho entre los asistentes al festival.

"El bosque" AQS18

El jueves 16 abría la acampada y se inauguraba el festival con una fiesta bienvenida en el escenario de la misma, en la que actuaron, entre otros Chelina Manuhutu, Raúl Pacheco y Stefano Noferini, un comienzo excelente para el festival, al que se sumó una vieja amiga del festival… la lluvia, en cantidad, algo que provocó que la pequeña carpa del escenario se viese desbordada y que muchos asistentes, entre ellos nosotros, decidiesen darlo todo bajo la lluvia. La nota negativa del día se la llevó la entrada a la zona de acampada con coches, con tiempos de espera de más de hora y media parados, algo que se debería mejorar.

El viernes 17 comenzaba el festival ya con los dos escenarios a pleno rendimiento y una programación como para estar de inicio a cierre sin parar. Cuando entramos al festival el “Open Air” vibraba con el set con vocales en directo de Jan Blomqvist, pero en ese momento nos apetecía algo más de ritmo y eso es lo que el otro escenario, “El Bosque”, ofrecía: Fred Hush hacía temblar las ramas de los árboles con su techno de toques “acid”. Tras él tocaba el turno de Frank Kvitta, un auténtico veterano del panorama y habitual en las C.O.D.E. de Fabrik Madrid; hacía tiempo que no le escuchábamos en directo y la verdad es que nos sorprendió, ya que al igual que otros artistas de “hardtechno” como Fátima Hajji, han abandonado el “schranz” en sus sesiones decantándose por un techno más relajado…
Tras un breve descanso, volvimos al principal para ver a uno de los artistas con más tirón entre los confirmados, el holandés Joris Voorn, que demostró una vez más por qué es uno de los artistas más aclamados de la escena. Se hizo con todo el Aquasella en una sesión impresionante de dos horas, jugando con los distintos estilos del techno desde un techno más oscuro a puro tech-house, temas propios e himnos como el “Zombie Nation”, con el que casi se “cae” el escenario. Dentro vídeo!

Tras Joris Voorn, vino el turno de Stephan Bodzin que a pesar de un inicio soporífero, ya que veníamos de un gran cierre muy ‘bailongo’  en el set anterior, fue uno de los mejores directos del festival, además de una introducción excelente para una de las mejores actuaciones del fin de semana: Technasia.

Tres horas, si, tres horas del francés en estado puro, lo que significa… 3 horas sin parar. Tras la paliza que supuso para nuestras piernas, nos fuimos a descansar un rato; para volver con las pilas cargadas al cierre de la belga de moda: Amelie Lens, que se lo pasó tan bien o mejor que nosotros, alargando su set hasta más de las 12:20: de la tarde.

El sábado 18 entramos a un “Open Air” abarrotado al contundente ritmo de Boys Noize. Tras ver un rato al alemán nos adentramos en “El Bosque”, que para la última jornada tenía un estilo definido: tech-house. Claptone estaba a los platos repartiendo ‘temazo’ tras ‘temazo’ y… lo podéis comprobar por vosotros mismos.

Paco Osuna fue el encargado de coger el relevo de Claptone en el bosque. Los compañeros de Aquasella lo saben bien “no Paco, no Party” y es que mira que hemos podido ver veces al bueno de Paco Osuna, y no deja de sorprendernos… Creatividad al máximo exponente, como a él le gusta, a los mandos de su Model 1. Sin duda un set de 10.

Tras disfrutar de la sesión de Paco Osuna, nos volvimos al “Open Air” para ver a uno de los españoles más conocidos de la escena underground: Óscar Mulero, que trajo un set muy potente, como anticipo de lo que venía a continuación: Slam. El dúo escocés vino con las pilas cargadas y reventaron el escenario como si una carga de caballería se tratase con temas como el de “Vapour”, que podéis disfrutar en el vídeo a continuación:

Tras la caballería que recibimos con Slam nos volvimos al bosque, que se mecía al ritmo hipnótico y psicodélico del live de Giorgia Angiuli, una mezcla perfecta para calentar el cierre con Ben Klock, y terminar de dejarse las zapatillas en el “Open Air”; mientras, en “El Bosque”, Richi Risco mostraba su maestría moviendo al público hasta pasadas las 12 y media de la tarde, un cierre inmejorable.

Solo nos queda dar las gracias a la organización por darnos la oportunidad de cubrir una nueva edición de Aquasella y…

NOS VEMOS EN AQUASELLA 2019!

Salir Comentario (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *