Crónica Madrid Winter Festival

"Crónicas, Festivales, Opinión", por: - 6 enero, 2014

Detalles

El aire fresco vuelve a inundar el invierno madrileño, con una energía sólo propia de la una nueva propuesta. El joven festival Madrid Winter Festival, en su primer año de rodaje, nos ha dejado a todos helados. Y nada ha tenido que ver el frío temporal de niebla y lluvia que nos acompañó para recibir el año. Ni habernos tenido que ir hasta la sierra de Madrid por cortesía de nuestra “querida alcaldesa”. Ni lo uno ni la otra pudieron impedir que alrededor de 9000 jóvenes disfrutáramos de nuevo de uno de esos matinales ya tradicionales en el Año Nuevo madrileño.

Oroviejo

 

El cartel ya prometía, especialmente para los amantes del techno. La presencia de los dos pesos pesados del sello M_nus, Richie Hawtin y Gaiser, bastaban para convencernos, y el cierre de Chris Liebing hubiera sido suficiente para que fuéramos en bañador y bicicleta. ¿Cuál era la duda? La inseguridad que produce la novedad. Y más después de la cancelación del Space y la Goa el pasado año. ¡Nos la jugamos!

 

Una hora en coche hasta llegar al festival. El camino perfectamente indicado por carteles y policía, tres parking gratuitos habilitados para los asistentes y sitio de sobra. ¡Punto para la organización! En el parking, por lo menos en mi zona, el ambiente inmejorable. Lluvia fina, pero nada podía fastidiar el momento a los nostálgicos del Space of Sound. Botellón masivo sin ningún problema. El problema llegó a la hora de entrar: la Cubierta de Moralzarzal estaba bastante lejos del parking y había que andar con bastante lluvia. Para eso están los ‘paraguas del chino’.

 

21:00. Sí, muy a mi pesar demasiado tarde para ver al gran Gaiser. Fue un fallo ponerlo tan pronto. Pero la sesión de Richie Hawtin nos obligaba a entrar. Llegamos a la cola o mejor dicho a la puerta, porque cola no había. Nos cachearon y revisaron mochilas (la seguridad se agradece) y en un minuto estábamos dentro. La música hacía retumbar el recinto. Tras un par de vueltas a la plaza (no encontrábamos las escaleras de bajada) llegamos al ruedo. El centro lleno, pero había una calva de aforo en la que se estaba de lujo. Para lujo el minimal al estilo Hawtin. Era complicado defraudar a un público tan entregado y fanático. A pesar de que le hemos visto mejores sesiones, no nos defraudó. Hawtin me regaló un orgasmo musical con una mezcla del temazo de Tale of Us, “Another Earth” y un bombazo que nos tuvo a muchos como locos buscando el nombre todo el verano: el reciente lanzamiento de Hobo, “Mind Games”. Un temazo estrenado pocas horas antes de comenzar el festival, recién salido del horno. Richie Hawtin no vino con las manos vacías, sino con un espectacular juego de luces que nos dejó a todos con la boca abierta. Puro espectáculo musical y visual este Hawtin. Acaba la actuación con una gran ovación del público bien merecida.

 1506669_396969707104338_919820708_n

Empieza Scuba. Llega el inglés para sorprenderme. Una sesión mucho más entretenida de lo que podía esperar. La hora y los saltos despertaron el hambre y, dado que después venía la actuación del gran Kalkbrenner, nos fuimos a cenar. Una pena, pero me quedo con una buena impresión. Scuba, la próxima vez hasta el final.

Scuba

 

Salimos de una pista mucho más vacía, y pedimos el sello de salida. Preguntamos al personal de seguridad el precio de la pulsera y, a pesar de que no lo tenían muy claro (en algo se notaba la inexperiencia del festival), nos contestaron todos muy amables. ¡Sorpresa! ¡Existen personal de seguridad educado! Un 10 para el festival en ese aspecto. Desde la entrada al interior te trataban con todo el respeto del mundo.

Salimos con la pulsera de 5 euros. A la vuelta, el acceso por pulsera era instantáneo. Ni esperas ni cola. Entramos cuando todavía quedaba espacio de sobra en la pista. Pero, como era de esperar, la pista volvía a llenarse de gente ansiosa de ver a Paul Kalkbrenner, alguien que ya ha trascendido de músico a leyenda de la electrónica. Con su estilo característico, melancólico y elegante pero con un paradójico toque de suave contundencia, el berlinés nos hizo conectar al cien por cien con su melodía. Sonaron temazos clásicos como “Altes Kamuffel” y otros menos esperados y más recientes como “Jestrüpp”, de su album “Icke Wieder”, un temazo que a algunos nos transportó al desierto de los Monegros. Aunque se echó en falta su remix de “Mad World”, no faltó un homenaje a las voces del público cantando su remix de “La Mezcla” y un clásico cierre con “Aaron”. Un diez más para Paul Kalkbrenner.

Paul Kalkbrenner

 

Llega Robert Dietz del sello “Cadenza”. Le tocó un momento difícil: el público tenía todavía en el cuerpo una sesión difícil de superar y tenía la vista puesta en la próxima llegada de Loco Dice. Una sesión a base de tech-house que a mí personalmente no me terminó de gustar. Quizá algo aburrida e irregular. Momentos de subidón y largos momentos que no me transmitían nada. En fin, para gustos la música.

 

Llega Loco Dice. El público le estaba esperando con los brazos abiertos y las manos en alto. Loco Dice que bailemos. Su ritmo no te deja indiferente, no hay hueco para el cansancio ni para el aburrimiento. Se le veía disfrutar tanto como al público. El genio de Desolat nos dejó a todos con ganas de más. Un gran cierre. Una gran sesión. Un grande, Loco.

Bc8NPfFIIAADeHm

 

Llega el momento más esperado de la noche, o ya casi del día. Cinco de la mañana. Entra Chris Liebing. Empiezan los bajos. La Cubierta de Moralzarzal retumba de nuevo. La energía te invade el cuerpo. Aunque las horas pesan, el cansancio desaparece del cuerpo. La sesión de Chris Liebing, con su techno más contundente y potente, nos hace saltar a todos hasta el cielo. Una de esas sesiones que hacen que te quedes con ese momento. Inmejorable. El “techno CLR”, junto con un espectáculo de luces impresionante a base de láser y focos coordinados, me hicieron disfrutar de una de las mejores sesiones que he escuchado en directo. A pesar de que gastamos la suela de la zapatilla, las luces de cierre nos dejaron ganas de más. Lo mejor del festival, sin duda.

Bc8uRVaIEAAtXxB

 

Salimos con la energía que la última sesión nos había transmitido. Ningún problema al salir. Los de seguridad indicaban. Vuelta al coche y para casa. En el coche llevábamos comida, un cansancio increíble y la emoción de haber comprobado con nuestros propios ojos y oídos que los festivales habían vuelto a Madrid con más fuerza y calidad que nunca. Los pequeños fallos propios de la novedad, y corregibles en futuras ediciones, no pudieron eclipsar la enorme calidad del festival. Visuales y luces increíbles. Un personal y un público con muchas ganas de demostrar que cuando se hacen las cosas bien Madrid responde. Seguridad y aforo respetado. Un diez al festival y a la organización. Esperamos ansiosos una próxima edición que podría sorprendernos antes del 2015. Le pese a quien le pese, la electrónica ha vuelto a Madrid.

Salir Comentario (5)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Warning: file_put_contents(/homepages/6/d649244799/htdocs/clickandbuilds/xfadering/wp-content/cache/quick-cache/cache/http/xfadering-com/cronica-madrid-winter-festival.html-5a14939d74250857433012-tmp): failed to open stream: Disk quota exceeded in /homepages/6/d649244799/htdocs/clickandbuilds/xfadering/wp-content/advanced-cache.php on line 1321

Fatal error: Uncaught exception 'Exception' with message 'Quick Cache: failed to write cache file for: `/cronica-madrid-winter-festival/`; possible permissions issue (or race condition), please check your cache directory: `/homepages/6/d649244799/htdocs/clickandbuilds/xfadering/wp-content/cache/quick-cache/cache`.' in /homepages/6/d649244799/htdocs/clickandbuilds/xfadering/wp-content/advanced-cache.php:1325 Stack trace: #0 [internal function]: quick_cache\advanced_cache->output_buffer_callback_handler('<!DOCTYPE html>...', 9) #1 /homepages/6/d649244799/htdocs/clickandbuilds/xfadering/wp-includes/functions.php(3594): ob_end_flush() #2 [internal function]: wp_ob_end_flush_all('') #3 /homepages/6/d649244799/htdocs/clickandbuilds/xfadering/wp-includes/plugin.php(525): call_user_func_array('wp_ob_end_flush...', Array) #4 /homepages/6/d649244799/htdocs/clickandbuilds/xfadering/wp-includes/load.php(638): do_action('shutdown') #5 [internal function]: shutdown_action_hook() #6 {main} thrown in /homepages/6/d649244799/htdocs/clickandbuilds/xfadering/wp-content/advanced-cache.php on line 1325