DREAMBEACH 2017: “Un lustro de ensueño a orillas del Mediterráneo”.

DREAMBEACH 2017: “Un lustro de ensueño a orillas del Mediterráneo”.

"Crónicas, Opinión", por: - 30 agosto, 2017

Detalles

Dreambeach celebraba los pasados 10, 11, 12, 13, 14 y 15 de Agosto su quinta edición en su habitual localización, la playa entre Villaricos y Palomares.
Si echabas un ojo al cartel antes del comienzo del festival se podía intuir el empeño puesto por la organización para que fuese una edición para el recuerdo, y así fue.
Un amplio elenco de artistas abarcando casi todos los estilos de música electrónica: EDM, Techno, Drum & Bass, Dubstep, Hardstyle, incluso Hip-Hop; para situarse un año más como uno de los festivales TOP de España y como una alternativa bastante seria a los mejores festivales europeos.

Dreambeach se corona por quinto año consecutivo, como uno de los festivales TOP de la escena europea.

El festival comenzó el jueves 10 con una fiesta de bienvenida en el escenario de la zona de acampada, apadrinada por Máxima FM.

Nuestra andadura por la edición de este año comenzó el viernes 11. El Brugal Stage, escenario principal, latía a ritmo de Hip-Hop con las actuaciones de Ayax y Prok y la Mala Rodríguez; y cuando entramos estaba a punto de comenzar la actuación de uno de los últimos confirmados: MHD. A pesar de que comenzaron su show con un poco de retraso por problemas técnicos, enloquecieron al público con una actuación muy movida al ritmo de su particular “afrotrap”, no faltaron sus temas más conocidos como “La Puissance” y “Champions League”, con el que acabaron su actuación.

MHD @ Dreambeach 2017

Tras ver a MHD nos fuimos corriendo a la carpa del Techno, este año patrocinada por PokerStars, para ver a Seth Troxler, que cogía el relevo de Coyu, encargado de inaugurar este escenario.
Parece ser que el americano tiene un peculiar idilio con este festival, porque si el año pasado ya se marcó un b2b espectacular con Jamie Jones, este año dio una lección de su visión particular del techno, con un set demoledor en el que no pudimos parar de bailar en ningún momento.

Seth Troxler @ Dreambeach 2017

Un poquito antes de que finalizase su set, nos movimos al escenario Open Air San Miguel, para ver al jefazo de “La Resistencia”, Raul Ortiz, repartir remember a dos manos. No estábamos muy seguros de como iba a calar esta fiesta, que tiene su casa en FABRIK Madrid, en Almería; pero quedamos gratamente sorprendidos al ver un escenario bastante lleno con la gente dándolo todo.

Tras abandonar “La Resistencia” volvimos a la carpa PokerStars, que vibraba al ritmo impuesto por Matador, que volvió a embelesarnos con su cuidado “Live” de techno. Tras él era el turno de Umek, pero antes de ver al esloveno cerrar el primer día de festival, nos pasamos por el Brugal Stage para ver en acción a uno de los cabezas de cartel: Marshmello. Como no podía ser de otra manera, hizo acto de presencia con su característica máscara, para animar un abarrotado mainstage al ritmo del trap-step que le caracteriza.

Marshmello @ Dreambeach 2017

El sábado era un día para entrar pronto al festival, Carl Cox actuaba a las seis de la tarde; y ahí que fuimos. Una carpa llena hasta la bandera para ver en acción a una de las leyendas vivas del techno y bailar animados por su mítico Oh Yes! OhYes!

Tras la actuación de Carl Cox nos tomamos un rato de descanso y volvimos a entrar a eso de las diez y media, para ver a David Guetta, que se marcó un set muy variado, y muy comercial, incluyendo hasta temas de reggaetón como el “Mi Gente”, de J. Balvin.

Al finalizar el set de Guetta, cambiamos al Open Air “San Miguel” para disfrutar del desfile de estrellas del Drum & Bass que estaba programado.
Comenzando por High Contrast, que empezó el set fuera de hora (no sabemos las razones) y actuó durante aproximadamente 30 minutos, que nos dejaron con la miel en los labios a pesar de que le dio tiempo a pinchar sus últimos lanzamientos. Una pena ya que no pudimos disfrutar en condiciones de su estilo único.

Los encargados de tomar el relevo eran los holandeses de Noisia, que se presentaban con su formato live “Outer Edges” con un despliegue audiovisual espectacular y sus escafandras luminosas que dan mucho juego. En cuanto a la música, se pudo apreciar el cambio de estilo que están adoptando, tirando más para el dubstep y el trap-step, incluso en los drops de sus temas más conocidos como “Diplodocus” o el omnipresente “Dead Limit”.

Lo que de verdad pedía el Open Air era Drum & Bass, y para ello no hay nadie mejor que el mejor DJ de Drum & Bass probablemente de la historia, su dominio casi dictatorial en los Drum&Bass Arena Awards lo prueban: Andy C. El británico llegó con sus tres platos y su maleta de vinilos y se marcó una master class de Drum & Bass de las que nos tiene acostumbrados, hora y media de frenesí con una gran cantidad de temas propios y de sus compañeros de sello, Ram Records. Además tuvimos la oportunidad de conocerle en persona, un sueño cumplido.

Andy C @ Dreambeach 2017

El siguiente en actuar en este escenario fue Subfocus, que nos sorprendió con un set nada comercial, a pesar de sus últimos lanzamientos, y unas visuales muy cuidadas.

Tras dejarnos las zapatillas bailando Drum&Bass nos trasladamos a la carpa Pokerstars para cerrar el día a ritmo de Techno. Vimos como finalizaba su set Hot Since 82; y nos quedamos hasta que cerró el festival hipnotizados con la sesión de Loco Dice, todo un experto en en cerrar escenarios de este calibre.

Dado el tamaño y la calidad del cartel, no nos dio tiempo a pisar la Bull Tent, que estuvo toda la noche vibrando al ritmo del Techno más oscuro, a manos de DJ’s del calibre de [Phase], Surgeon & Lady Starlight o Spartaque.

También debemos comentar que el cierre del mainstage, sufrió un cambio de actuación, ya que en vez de actuar como Project One Live, Headhunterz y Wildstylez tuvieron que actuar en formato b2b.

Loco Dice @ Dreambeach 2017

El domingo entramos a la una directamente al Brugal Stage a ser testigos de un hecho histórico para los amantes del Drum&Bass, el retorno de Pendulum en formato Live, uno de los bombazos del quinto aniversario de Dreambeach. La banda británico-australiana al completo hizo temblar los cimientos del mainstage con un set repleto de sus temas más conocidos, con el disco “Hold your colour” como hilo de la actuación. Disfrutamos como niños con temas como “Slam”, “Tarantula” o el propio “Hold your colour”; e himnos de otros discos como “Propane Nightmares”, “Witchcraft” o “The Island”. La pena fue que la actuación solo durase una hora, aunque es comprensible debido al trabajo que cuesta montar un live de estas características.

A continuación era el turno de otro “live”, el de Wilkinson en el Open Air; otro de los DJ’s a los que teníamos ganas de ver. Su música nos encanta y sus lives son de los más famosos en el mundo del Drum & Bass. Una actuación brillante de casi hora y media en la que nos dio tiempo a escuchar a escuchar las mejores canciones de su último disco, así como sus canciones más conocidas; incluyendo un cierre de seis minutos al ritmo de “Afterglow”, un auténtico himno.

Coincidiendo con el live de Wilkinson, las hermanas de Nervo se encargaban de animar un mainstage hasta la bandera, finalizando su set con un despliegue pirotécnico espectacular, algo que merece la pena ver:

La siguiente actuación que vimos fue la de Barely Alive, un set de Dubstep americano, a bajo BPM, con unas visuales oscuras que te ponían en sintonía con la música; y un b2b entre Dub Elements y Neonlight; que demostró una vez más por qué Dub Elements es la referencia española en el Drum&Bass internacional. También vimos el inicio de set de Oto, otro de los DJ’s de D&B nacionales más conocidos y nos dirigimos a la carpa Pokerstars para cerrar el tercer día de festival a ritmo de Techno.

El elegido para cerrar la bien denominada “Dreamstent” (carpa de los sueños) no fue otro que el capo de Drumcode: Adam Beyer.

El sueco nunca defrauda y terminó de exprimir las últimas fuerzas de unos “dreamers” entregadísimos hasta las 9 de la mañana, con el sol ya en todo lo alto.

Durante toda la jornada del domingo la Bulls Tent se convirtió en el templo del Hardstyle, con las actuaciones de, entre otros, Noisecontrollers, AtmozfearsGunz for Hire y Angerfist.

El lunes tocaba “Le Grand Finale”, ya con solo dos escenarios abiertos, el Brugal Stage transformado en un Saloon del antiguo Oeste a manos de elrow; y la carpa Pokerstars con destinos estilos.

Elrow nos sorprendió con un ligero cambio de estilo musical, si bien se caracterizan por organizar sesiones más rollo Tech-House; hubo un claro dominio de ritmos más duros con un Techno más oscuro. Por este escenario desfilaron uno tras otro Pan-Pot, George Privatti, Nastia, De la Swing, wAFF y Marc Maya, que fue el encargado de cerrar eligiendo como último tema una joya como es “Spastik” de Plastikman (aka de Richie Hawting).

elrow @ Dreambeach 2017

En la carpa pudimos disfrutar un poco más de Drum&Bass con las actuaciones de Chase & Status y de Netsky; y de parte del cierre de toda una leyenda de la música electrónica como es Tiësto.

Como conclusión solo podemos decir que un año más se han vuelto a superar, se nota la experiencia.
La nueva disposición de los escenarios ha mejorado un poco uno de los principales problemas que ha tenido este festival a lo largo de los años, el acople de sonidos de un escenario a otro.
Se nota que es un festival que sigue apuntando alto, con un escenario principal a la altura de los mejores festivales europeos: tamaño, luces, cañones de fuego, pirotecnia… Una carpa del Techno que te envuelve en su sonido, y otros dos escenarios muy cuidados para estilos alternativos que dan la talla con creces.

Muchas gracias a la organización por el buen trato recibido; y al departamento de prensa de Undernews, especialmente a Gustavo Navedo y Enka Tripiana, por la excelente gestión.

Nos vemos en el Dreambeach 2018!

Salir Comentario (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *