'Model WAN' 2017

‘Model WAN’ 2017

"Crónicas, Festivales, Opinión", por: - 5 enero, 2017

Detalles

Lo bonito de las tradiciones reside en la felicidad con la que son recibidas y la euforia con la que se viven. Hablar de año nuevo significa felicidad, euforia y, sobre todo, tradición; y es que esta fiesta se convierte, con el paso de lo años, en un evento de obligada asistencia prácticamente en todo el planeta. En el territorio de la electrónica, dichas celebraciones cuentan con increíbles ‘line-up’, junto con producciones y montajes imposibles.

Oroviejo

En definitiva, lo mejor de lo mejor para que podamos recibir el año ‘como Dios manda’.

Los españoles, sobre todo los madrileños, tenemos la suerte de contar, ya por segundo año consecutivo, con una ‘súper-producción’ de ese estilo; un evento digno de las mejores capitales de la electrónica del mundo; un equipo (con un brutal trabajo a sus espaldas) capaz de reunir, en 12h ‘non-stop’, a pilares de esta industria como son Luciano, Richie Hawtin, Marco Carola, Paco Osuna y The Martinez Brothers.

Es cierto que el evento no empezó a la hora prevista (fue debido a una inspección municipal), pero ‘que más da’. La Cubierta ya estaba prácticamente a rebosar en el set de Luciano y colgó el cartel de ‘sold-out’ con el maestro Richie Hawtin.

El canadiense, esta vez a una hora gustosa para el público en general, se propuso agitar: la pista de baile, las gradas, las barras y todo lo que pudiera moverse al ritmo que marcaba su ‘Model 1’. Y entre un Richie Hawtin que está de gira con su nuevo juguete, y el público de Madrid (da igual el recinto), La Cubierta cerraba sus puertas, para el deleite de las 10.000 personas que no quisieron perdérselo. Se dice pronto.

Un Dj siempre tiene que estar a la altura de as circunstancias, sobre todo si eres el encargado de hacer bailar a tantísima gente. El bueno de Marco Carola lo intentó, pero se equivocó de baile. Hay noches en las que la corona cae sobre tu cabeza guiada por los aplausos de la gente y esta no fue la suya. El italiano durmió y eso era lo peor que podía pasar tras el asalto musical de Richie Hawtin.

Menos mal que, como en todo cuento de hadas, siempre llega el príncipe (vestido de negro en este caso) para rescatar al protagonista. Producto nacional al máximo exponente. La conjunción perfecta de los estilos de los dos artistas anteriores realizada por uno solo. Paco Osuna. El barcelonés hizo buen uso de su más que conocido lema, ‘A tope’ y nos sucumbió con un set, protagonizado también por el ‘Model 1’, que perfectamente podría haber sido el cierre adelantado. Sin palabras.

Y hubiéramos seguido así hasta el cierre. La primera media hora de Gonçalo nos gustó aún más que la realizada en el pasado Dreambeach Festival (os aseguro que fue brutal), y ese fue nuestro cierre. Una pena.

Nuestra pregunta es, ¿por qué demonios el día 2 de Enero no es Fiesta Nacional? Ahí lo dejo.

 

Salir Comentario (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *